Voy a comenzar con una primera entrada en este sitio de encuentro, explicando de dónde y porqué surge la idea de Vivir en crisis.

Por todos es sabido la situación actual en la que nos encontramos desde hace algunos años en España. Atrás quedaron los años de bonanza en los cuales este blog carecería de sentido.

Por ello pretendo dar un toque de optimismo y color, aunque es difícil, a la patética situación que nos rodea y que ya está tardando bastante en darse el piro. Quizás aquí reside el quid de la cuestión, en el error que supone esperar a que nuestro entorno y realidad cambie, somos nosotros los que debemos cambiar y adaptarnos, y sin lugar a dudas va a ser un camino duro de recorrer.

En este sentido quiero cambiar algunas pautas en mi vida que me ayuden a adaptarme a las circunstancias que me rodean, asumiendo que no existe una fórmula única para esta ardua tarea.

Es hora de hacer un guiño a la vida, y valorar los aspectos verdaderamente importantes de la misma. Y también ha llegado la hora de aprender a vivir, a compartir y a cambiar una filosofía que nos ha llevado a muchos a una situación tan bochornosa.

Es cierto que durante este tiempo la red se ha llenado de contenido de autoayuda y bastante sensiblero. Nada más lejos de mi intención que generar un manual con contenido de este tipo, para lo que espero contar con vuestra ayuda. La información debe siempre estar enriquecida por los demás y accesible. Por ello me considero gran defensora de la comunicación 2.0.